Gato Elfo

Gato Raza Elfo

El gato elfo es un minino de los llamados gatos sin pelo. Su físico característico se debe al gato egipcio. Este felino tan fascinante se ha originado por el cruce del egipcio o sphynx con un curl americano del que ha heredado sus particulares orejas. A pesar de esta apariencia extraña es muy cariñoso y sociable. No te podrás resistir a su cautivadora mirada. Porque te engatusará rápidamente para que le hagas muchos mimos. Es muy juguetón y algo travieso. Si le ofreces diversión estará siempre preparado para pasar ese rato de juegos gatunos. Se adapta muy bien a otros compañeros peludos porque no le gusta quedarse solo.

Origen: EEUU.
Peso: Entre 4.5 y 7 Kg.
Carácter: Cariñoso y juguetón.
Color: Todos los colores.
Pelaje: Muy fino.
Cabeza: Triangular.
Orejas:Grandes y curvadas.
Ojos: Todas las tonalidades.

Cuidados

El elfo como gato sin pelo aparente necesita de un cuidado especial de su piel como le ocurre al gato egipcio. Se recomienda que le pases una esponja para quitar la suciedad que se le puede acumular ya que segrega una grasilla con la que mantiene hidratada su dermis. Así te asegurarás de que no sufra ningún problema dermatológico. También es importante que no esté expuesto a temperaturas frías porque está un poco desprotegido por ese imperceptible pelaje y necesita evitar corrientes de aire para no enfermar. Por otro lado tampoco es bueno que le de directamente el sol porque podría quemarse. Los ojos y las orejas son partes sensibles y también necesitan de un cuidado y limpieza habitual. A pesar de su piel delicada, el gato elfo suele ser un animal bastante saludable. Garantizarás su salud con su revisiones periódicas y chequeos habituales veterinarios.

Historia

Los gatos elfo es una raza de las más recientes creada por los humanos. En 2007 las criadoras de gatos Karen Nelson y Kristen Leedom amantes de los gatos egipcios deciden cruzarlos con americanos curl. El resultado es un gato con cierto parecido a esos seres fantásticos conocidos como elfos que habitan zonas boscosas. Se decide bautizarlo como el gato elfo. Este felino no está reconocido ni por la WCF ni por la TICA. Se le considera una variedad del gato sphynx.