Recomendaciones y consejos para viajar con tu gato en avión

Gato que viaja en avión
5/5

Si te preguntas si es posible viajar en avión con tu gato, la respuesta es sí. Para que sepas cómo hacerlo y, sobre todo, para tranquilizarte, hemos redactado este artículo sobre las recomendaciones esenciales para viajar con tu gato en avión. 

En este artículo tienes toda la información que necesitas para volar con tu gato sin problemas. Desde qué tipo de transportín utilizar, documentación, cómo pasar los controles de seguridad en el aeropuerto, o que hacer a la llegada.

Gato mirando por la ventana en un avión mientras viaja

Comprueba si la aerolínea lo permite

En general, casi todas las aerolíneas permiten volar con gatos, pero no todas. Compañías low cost como Ryanair, Easy Jet o Wizzair aún no admiten gatos en sus vuelos, pero son más una excepción que una regla.

¿En cabina o en bodega?

Si puedes elegir, siempre mejor en cabina, cerca de ti. Teóricamente, todas las compañías tienen una política de protección a las mascotas que vuelan con ellos, pero en la práctica el trasportín o una mochila para llevar gatos es un equipaje más… Mejor no jugársela. Además, el animal estará más tranquilo si te nota cerca.

¿Dónde lo pongo si va en cabina?

Una vez que hayáis subido al avión, el trasportín tiene la misma consideración que un equipaje de mano. Puesto que no lo vas a subir a los compartimentos superiores, lo ideal que es que lo coloques en el suelo, entre tus piernas y el asiento de delante.

¿Necesito un billete para el animal?

Sí, siempre. Puedes comprar el billete de avión para tu mascota por Internet o por teléfono, siempre después de haber comprobado que la aerolínea lo acepta: en ocasiones, aunque la política de la empresa sea favorable a las mascotas, puede denegarte el permiso si ya hay otros animales a bordo.

Una vez aprobado, puedes proceder a la compra de los billetes. Cuando el vuelo esté confirmado, te enviarán un e-mail de confirmación en el que se especifique claramente que llevas un gato en el vuelo.

Pasaporte de un gato para viajar en avión

Gestiona con tiempo la documentación de tu mascota

Para volar con tu gato necesitarás lo siguiente:

  • El felino debe contar con un chip.
  • La mascota debe contar con un pasaporte, no lo confundas con la cartilla de vacunación, aunque ambos documentos te los expide un veterinario.
  • El gato debe tener la vacuna antirrábica puesta con cierto tiempo de antelación.

Entérate de posibles restricciones en el país de llegada

Dependiendo del destino al que vayas a viajar, puedes o no tener que hacer diferentes cosas ya que cada país tiene sus restricciones. Antes de volar a otro país con tu gato acude a fuentes oficiales, revisa normativas específicas para informarte sobre los requisitos legales que tienes que cumplir para hacer el viaje. Si no te informas bien, tu gato podría acabar en cuarentena o serle denegada la entrada al país.

Gato e un transportín para viajar en cabina de un avión

Hazte con un transportín adecuado

Es importante que compruebes qué medidas específicas exige la aerolínea en materia de transportines para gatos con ruedas o sin ellas, teniendo en cuenta si quieres que tu gato vaya en cabina o en bodega, porque en general exigen diferentes tamaños en cabina.

Normalmente, las medidas de un transportín de cabina rondan los 46 centímetros por 28 por 24 y los 8 kilos de peso total. Para viajar en cabina se suelen pedir transportines que no sean rígidos, impermeables y en los que el gato vaya cómodo.

Prepara al gato para la aventura

El gato no necesita ningún tipo de preparación para volar, pero ten en cuenta no darle de comer ni beber varias horas antes del viaje, para evitar que le siente mal o que necesite ir al baño durante el trayecto.

No es recomendable darle tranquilizantes a tu gato, especialmente si es la primera vez que va a volar, ya que no sabes si a tu gato le gusta o no ni cómo se lo va a tomar. En cualquier caso, solo debes administrar tranquilizantes a tu mascota si lo prescribe un veterinario.

Gatito en el aeropuerto después de viajar en avión

¿Cómo actuar al llegar al aeropuerto?

Llega al aeropuerto con tiempo, ya que tendrás que ir al mostrador de la aerolínea a que su personal verifique que todo está en orden con tu gato y que cumples con todos los requerimientos en cuanto a documentación y transportín. 

Controles de seguridad

En los controles de seguridad se debe sacar del transportín al gato que vaya a viajar en cabina. En este caso, intenta que os asignen un espacio separado, en el que poder manipular al animal sin riesgo de que se escape, lo que podría suponer innumerables inconvenientes y retrasos.  

La llegada y las horas posteriores

La llegada al aeropuerto no significa que el viaje haya concluido. Dependiendo de si has viajado al extranjero, debes pasar por el control de aduanas. El animal no siempre está obligado a ello, pero, en cualquier caso, se debe tener a mano su certificado sanitario y pasaporte. Sin ellos el acceso no es posible y, a menudo, tampoco el regreso. 

No vueles con tu gato si no es necesario

Es mejor no volar con tu gato si no es estrictamente necesario, ya que es un animal de costumbres que odia que le saquen de la rutina y lo paseen por sitios extraños. Todo lo nuevo lo aterra, lo hace sentir incómodo e indefenso. Hazlo si tienes que hacerlo pero, si puedes, evítalo.

Artículos relacionados