Claves para saber donde poner el arenero de tu gato

Un arenero de gato puesto en un lugar cómodo.
5/5

Los gatos son animales de costumbres que siguen ciertas reglas en todo lo que tiene que ver con la higiene. Puede parecer contradictorio pero es bastante común que no usen la caja de arena porque no se encuentre un lugar que ellos consideran adecuado. Te contamos dónde poner el arenero del gato para que resulte cómodo para toda la familia.

Siguiendo estos consejos lograrás que tu felino utilice su bandeja de arena evitando que pueda hacer sus deposiciones por la casa. Aunque debes tener en cuenta que, además de la situación, también es importante elegir un tipo de arena que le guste. E incluso si quieres uno muy funcional y cómodo tanto para ti como para tu gato elige un arenero de diseño.

Busca un lugar tranquilo

Una de las cosas más importantes es encontrar un sitio apartado del ajetreo de la casa. Lo más alejado posible del lugar en el que jueguen los niños o de zonas con mucho tránsito. Piensa que mientras hacen sus deposiciones los gatos están indefensos, por lo que deben sentirse seguros para usar la caja con comodidad.

Un gato en su arenero.

Intenta colocar el arenero en un sitio higiénico

Debes mantener tanto la arena como el entorno limpio, de lo contrario tampoco querrá usar esa bandeja. Elige un lugar fácil de limpiar o que siempre mantengas en buen estado. Una buena ubicación puede ser el cuarto de baño debido a la limpieza.

La arena del gato debe está alejada de su comida y su cama

Si lo piensas tiene mucha lógica, aunque en ocasiones no nos demos cuenta. Los gatos son mamíferos para los que la limpieza es muy importante. En ningún caso van a utilizar la arena si está al lado de lugares que deben mantener limpios, como el lugar en el que comen o duermen.

Un gato en el jardín de casa que sale en busca del arenero.

Si tienes un patio o terraza también es una opción

Los espacios exteriores también suelen gustarles mucho siempre que cumplan con ciertos requisitos. Ya que habitualmente son tranquilos y se encuentran alejados. En este caso, recuerda proporcionarle un arenero cubierto así como garantizar que pueda entrar y salir con la colocación de una gatera.

Artículos relacionados