Qué es la panleucopenia felina: síntomas y tratamiento

Gatito con panleucopenia felina
5/5

Una de las enfermedades víricas más contagiosas para los gatos y que puede llegar a ser mortal es la panleucopenia felina. Conoce más sobre esta enfermedad, aprende a detectar sus síntomas y mira cómo actuar en caso de que sospeches que tu gato está contagiado.

Aunque también se conoce como enteritis infecciosa, panleucopenia felina es el nombre más común de una enfermedad provocada por un parvovirus que afecta al sistema digestivo de los gatos y para la que existe vacuna. Suele afectar sobretodo a gatos jóvenes que no han sido vacunados. Como propietario es conveniente que conozcas las consecuencias de este virus y cómo puede afectar a un gato infectado.

¿Qué es el virus de la panleucopenia?

La panleucopenia felina es una enfermedad vírica muy contagiosa que se propaga a través de las heces y los fluidos corporales de los gatos. Afecta especialmente al sistema digestivo, donde se reproduce, así como en la médula ósea. Uno de sus mayores problemas es que es un virus muy resistente al entorno, lo que hace que se mantenga durante meses contagiando a cualquier gato que tenga contacto directo con él a través de una cama, un comedero o incluso un humano.

Síntomas de la panleucopenia felina

Los gatos que se contagian de esta enfermedad contagiosa suelen mostrar unos síntomas muy claros que incluyen lo siguiente:

  • Problemas digestivos, tu gato vomita con frecuencia y además tiene diarrea sanguinolenta.
  • Fiebre.
  • Rechazo de la comida.
  • Apatía.
  • Deshidratación.
  • Anemia.
  • Disminución de los glóbulos blancos en sangre.

Debemos tener en cuenta que la panleucopenia felina afecta rápidamente a los gatitos sin vacunar con pocas semanas de edad, pudiendo causar su muerte en un periodo muy rápido de tiempo. Además, en caso de que se contagie una gata embarazada, las consecuencias para las crías también son terribles.

Diagnóstico de la panleucopenia

Si sospechas que tu gato puede haberse infectado con este parvovirus felino no dudes en acudir con urgencia a un centro veterinario. Tras realizar un análisis de heces o bien hacer analíticas sanguíneas, es posible comprobar si el gato ha estado en contacto con el virus para poder poner tratamiento de inmediato.

Tratamiento de esta enfermedad infecciosa felina

Uno de los problemas de esta enfermedad es que las infecciones secundarias son muy comunes, por lo que se debe aplicar un tratamiento enfocado a evitarlas y a reducir los síntomas de la panleucopenia. Tu veterinario debe ser el que decida los fármacos a usar, aunque lo más común es utilizar antibióticos y suero para tratar la deshidratación.

Debemos recordar en todo momento que nos encontramos ante una enfermedad muy infecciosa por lo que tenemos que aislar correctamente al gato y limpiar todas sus cosas para evitar que puedan contagiarse otros animales. Así como lavarnos las manos cada vez que estemos en contacto con el gato. Pero lo más importante es su prevención con la vacunación recomendada y administrada en varias dosis desde las primeras semanas de vida del gatito.

Artículos relacionados