El mejor cepillo para tu gato persa

Gato persa de color gris
5/5

Aunque los gatos son animales limpios por naturaleza y pasan una gran parte de su tiempo limpiándose y acicalándose, es recomendable ayudarles con un buen cepillado, lo que evitará que se formen demasiadas bolas de pelo. Pero, ¿cuál es el mejor cepillo para los gatos persas?

¿Cómo es el pelo de los gatos persas?

Aunque se trata de un pelaje precioso, el pelo largo del gato persa no se da en los gatos salvajes, ya que resultaría imposible de mantener por ellos mismos; esta raza, en lo que se refiere a su pelaje, es completamente dependiente de su familia.

Ten en cuenta tanto si es un persa como cualquier otro gato de pelo largo como un maine coon, un angora o un siberiano que lo debes cuidar prácticamente a diario, ya que la formación de nudos no afecta sólo a la estética, sino que puede causar infecciones en la piel de debajo. Además, el momento del cepillado, si se realiza correctamente, puede convertirse en momento de placer y conexión animal-humano. Es un buen momento, además, para explorar a fondo a tu gato en busca de posibles lesiones, pulgas o garrapatas.

Gato persa sujeto a una barandilla

¿Cuántos tipos de cepillo necesito?

Si quieres asegurarte de que el manto de tu gato persa está siempre en perfecto estado, es necesario que te hagas, al menos, con cuatro tipos de cepillo:

  • Peine. Se trata de la primera herramienta que vas a usar en la sesión de cepillado. Un peine de púas anchas y preferiblemente de plástico ayudará a comenzar a orientar el pelo en el sentido correcto, así como a detectar los primeros nudos antes de comenzar el cepillado propiamente dicho.
  • Cepillo. De cerdas rígidas y separadas, que terminen en una bolita de plástico que evite arañar la piel del felino.
  • Cepillo de cerdas largas. Se trata de una herramienta con las cerdas mucho más largas y juntas entre sí, que más que peinar, ayuda a eliminar la suciedad que pudiera contener el pelo del animal: polvo, restos de comida, etc. Para el gato, este cepillado es prácticamente un masaje.
  • Carda. Toda sesión de cepillado debe terminar con este cepillo, cuyo manejo, eso sí, se debe realizar con cierta precaución. La carda es un cepillo plano con cerdas metálicas que sirve para separar y esponjar el pelo del gato, lo que permite darle un acabado mucho más profesional. Siempre debemos tener la precaución de cepillar con movimientos cortos y suaves, ya que las cerdas de la carda pueden dañar la piel del gato si llegan a tocarla.
Cepillo fuminator para gatos

Cepillo Furminator para gatos de pelo largo

Por el tipo de pelo y manto que recubre a esta raza, no todos los cepillos del mercado son adecuados para su mantenimiento. Entre otras peculiaridades, es normal que los gatos de pelo largo pierdan pelo incluso fuera de las épocas de muda, ya que se trata de cabellos muertos que deben caer. 

Ayudarles con un cepillado exhaustivo al menos dos veces por semana y uno más liviano cada día ayudará a retirar el exceso de pelo, y además podrás prevenir las molestas bolas de pelo, que pueden causarles problemas intestinales.

El cepillo Furminator está formado por cerdas de acero inoxidable especialmente pensadas para este tipo de pelaje, que permiten eliminar la capa interna de pelo muerto, al tiempo que da al gato un suave masaje que ayuda a estimular su circulación.

23,99  disponible
7 new from 23,99€
1 used from 22,52€
Envío gratuito
Amazon.es
as of mayo 7, 2021 5:45 pm

Cepillo para gatos Pecute

El cepillo Pecute es adecuado por igual para gatos de pelo largo y corto, en función del lado por el que se use; además, sus cerdas terminan con forma redonda, para que no dañen la piel del minino. 

Pecute cuenta con distintos beneficios para el pelaje de nuestro gato:

  • Ayuda a deshacer los nudos.
  • Elimina el pelo muerto, lo que reduce la pérdida de pelo de la mascota
  • Estimula la circulación, ayudando a mejorar la salud y la calidad del pelo.

Cómo cepillar a tu gato persa

En función del carácter de tu gato, el momento del cepillado puede ser para él muy placentero o una rutina que, simplemente, tiene que soportar. Para ayudar a que este momento sea agradable para ambos, puedes seguir estos consejos:

  • Antes de comenzar, sitúate en un sitio cómodo y tranquilo, y acarícialo durante un rato, para que esté relajado.
  • Cepilla siempre en la dirección de crecimiento del pelo, para evitar la formación de nudos.
  • Empieza en la cabeza y ve descendiendo hacia la cola, que dejarás para el final.
  • Si se acumulan demasiados pelos en el cepillo, haz un pequeño descanso para limpiarlo antes de continuar.
  • Evita la zona del rostro y los bigotes, pues resultará muy desagradable para el gato.
  • Prémiale con algo rico al acabar, para que relacione el tiempo del cepillado con sensaciones agradables.
Cepillo pecute para el pelo para gatos

Algunos consejos extra para facilitar el cepillado de tu gato

  • Busca nudos y enredos antes de empezar a cepillar el pelo y elimínalos antes, para evitar que se enreden en el cepillo, haciendo daño al animal.
  • Evita cepillar las zonas sensibles del gato, como la cara y los bigotes.
  • Cuanto antes comiences a cepillarle, mejor se acostumbrará. Por eso, es conveniente comenzar cuando aún son cachorros
Gato persa bicolor

¿Qué hacer si encuentro nudos en el pelo?

Es muy posible que, aunque dediques un tiempo cada día a cuidar el pelaje de tu mascota, se lleguen a producir nudos en el mismo, que deberás detectar antes de la sesión de cepillado. Pero, ¿qué hacemos con él una vez descubierto?

Lo primero, localiza bien la zona afectada y sepárala del resto del manto, para evitar tirar del pelo al animal. Para deshacerlo, debes contar con una herramienta de dematting, formada por cuchillas empotradas especialmente colocadas para ayudar a cortar el nudo desde dentro, peinando el pelo que lo forma.

En casos extremos, puede ser recomendable simplemente cortar el nudo, pero ten en cuenta que se trata de la última solución: por un lado, utilizar las tijeras es peligroso con un animal tan inquieto como el gato, ya que puedes terminar dañando su piel si se mueve en el peor momento; por otro, cortar el nudo dejará una antiestética calva en el manto de tu mascota, que no queremos que se convierta en habitual.

Artículos relacionados